lunes, 20 de octubre de 2008

Sin necesidad de hablar

Dos fotogramas de El Gabinete del Dr. Caligari (Wiene, 1919) i Nosfetau (Murnau, 1922)
Cine mudo, a todos nos viene a la mente las películas típicas de Charlot y de Keaton andando con los pies abiertos o bien conduciendo a toda maquina una locomotora, pero no solo el género cómico es cine mudo tenemos que mirar más atrás de los clásicos.

El año pasado pude ampliar mucho mi visón del cine, lo hice al ver películas anteriores al popularmente conocido cine de oro o el cine clásico de Hollywood de de los años 40 y 50. Tuve la gran oportunidad de descubrir el magnífico mundo del cine de los origines… De Lumière hasta Eisentein hay un mundo, desgraciadamente, desconocido por la gran mayoría de la gente de la calle.

Sinceramente en un principio pensaba que todo este mundo sería un poco palo pero tuve que rectificar mis palabras y afirmar todo lo contrario.
La calidad con que están hechas las pelis y con los medios que tenían en aquella época fue lo que más me llamó la atención supongo porqué siempre me he mirado los films no sólo des del punto de vista de la narración que nos ofrece la película sino, también, des del punto de vista de su producción.

Dos de las grandes maravillas de los años 20 son las que hicieron que cayera rendida a este género cinematográfico. El Gabinete del Dr. Caligari (Wiene, 1919) y Nosferatu (Murnau 1922)
La primera de ella se podría denominar como el impulso hacia el nuevo género cinematográfico, el expresionismo. La segunda una gran obra maestra y, como popularmente se dice, la cuna del cine de terror.

El Gabinete del Dr. Caligari, tras recoger las bases impuestas por Griffith en El Nacimiento de una Nación (1915) Wiene, crea esta historia sobre el Doctor i el Sonámbulo que iban de feria en feria a exhibirse. Al verla entera me quedé literalmente pegada en la silla… la gente de la clase iba murmurando sobre momentos o escenas de la película durante la proyección, yo no podía articular palabra. La puesta en escena de los actores, los decorados pintados (con esas líneas tan marcadas que te hacen dirigir la vista hacia lo que el director quiere que veas), los filtros que teñían los fotogramas para dar un sentido u otro a la peli, la rotulación de los intertítulos… si duda fantástica. Muchos que me conocéis sabéis mi pasión por la fotografía y sobre todo por los autorretratos… me hice una sesión de autorretratos como un tributo a ésta película y en especial a Cesare, el sonámbulo.


Atrapada -Tributo al Caligari-, Glo Ribas (julio 2008)

Por lo que hace al Nosferatu en clase simplemente vimos la escena del contrapicado en el barco. No fue esa escena la que me llamó la atención para interesarme por el film sino la historia que nos contaron: la primera de las diferentes versiones de la película Drácula; el hecho de cambiar el nombre del protagonista (en lugar de Drácula le asignaron el nombre de Nosferatu) para no pagar derechos de autor; el juego de las luces y las sombras; los diferentes planos y encuadres…
Una vez la vi tuve la misma sensación que en el Caligari, sorpresa. Sorpresa al ver la gran calidad de este tipo de cine y las grandes obras maestras que había en los años 20. Tras verla me vino a la mente de hacer un pequeño estudio/ ciclo cinematográfico con las diferentes versiones de Drácula… Desde Murnau a Coppola. Mirarlas una por una, tomar notas de los aspectos más importantes y finalmente ver entre ellas que puntos hay en común y cuáles no. Se necesita tiempo para hacerlo y como no paciencia pero sé que algún día lo haré y si lo hago ya escribiré un artículo para explicaros el resultado del estudio.

Para acabar, me gustaría recomendar a todos aquellos que no han tenido la oportunidad de poder disfrutar de esta rama del cine en mirar alguna película. No os decantéis por nada extremadamente largo como sería el caso de El Nacimiento de una Nación de Griffith, Pasión y muerte de Juana de Arco de Dreyer (1928- sin ningún tipo de música instrumental que acompaña las imágenes -ésta es una de las condiciones que puso el director para ver la película- 82 minutos) i mucho menos por el Napoleon de Gance (1922/1927 ésta personalmente tengo ganas de verla aunque su durada de 333 minutos me haga reflexionar…) Para empezar hay películas de Méliès en Youtube (un día dedicaré una artículo al cine de atracciones para contaros lo que se puede llegar a encontrar) y si os atrevéis con alguna de una durada algo más extensa que los máximos 10 minutos de duración de las películas de Méliès os recomiendo alguna de las dos citadas, principalmente.

“Es imposible hacer una buena película sin una cámara que sea como un ojo en el corazón de un poeta.”
Orson Welles (1915-1985)

3 comentarios:

M@riel dijo...

Hola, Gloria:
No puedes imaginar qué alegría me he llevado al encontrar este post. "El gabinete del doctor Caligari", "Nosferatu",... son parte de las películas de los años veinte que vi este verano (después de mi época de pasión por Tim Burton, decidí sumergirme en el cine de épocas antiguas). Jamás había pensado que el cine mudo pudiese ser algo tan interesante antes de echar un vistazo a estos filmes. Gracias por recordármelo, y por recordárnoslo a todos los que te leemos. ¡Un fuerte abrazo!

El Arte del Arte dijo...

Mil gracias Mariel por tu comentario. Es sorprendente que hayas podido ver las pelis... podría decir que ha sido una gran casualidad al publicar el articulo y ademas hablando de dos de las pelis que viste. Yo tb tengo devoción por Burton y no hace mucho que leí en el periodico que estaba preparando su versión de "Alicia en el Pais de la Maravillas" ya tengo ganas de verla.
Mil besazos y gracias por pasarte

M@riel dijo...

¿Una versión de Alicia en el Pís de las Maravillas? ¡Gracias por el dato, no tenía ni idea! Este hombre siempre sorprende con cosas nuevas...
Un abrazo