domingo, 19 de octubre de 2008

Vista atrás

Tiras de Mafalda, Mafalda nº6

Ayer hice un viaje al pasado. Fui a visitar las ruinas de Empúries. Realmente hacía muchísimo tiempo que no pisaba el yacimiento arqueológico y, además, hacía mucho tiempo que no recordaba el arte antiguo. Hace tiempo que en la universidad traté las asignaturas dedicadas a éste periodo artístico y me sorprendí, gratamente, al ver que buena parte de la cultura clásica, el vocabulario específico grecorromano, el urbanismo de las ciudades y algunos datos históricos no se me habían olvidado.

Impresiona ver que parte del legado griego y romano nos ha llegado a nosotros. Impresiona ver que enfrente de ti tienes unas piedras de siglos antes de Cristo. Impresiona la capacidad de organización y las infraestructuras urbanísticas que tenían a pesar de los pocos medios que disponían. Pero siempre hay un factor que hace complicado al visitante introducirse mucho más al yacimiento, las ruinas. Por desgracia mucha gente no tiene la capacidad de poder imaginar todo aquello erigido y por desgracia, también, solo ven lo que ven: piedras. Es sumamente complicado poder ver en la mente el templo erigido, las tabarnaes abiertas con gente comprando artículos, las diferentes clases sociales, cada una en su horario, en las termas haciendo deporte o simplemente descansando, el foro con los hombres más importantes de la ciudad discutiendo de los temas más candentes en la sociedad... y aun más... todos los edificios y esculturas policromados con colores vivos (azules, rojos, amarillos...) hecho que hoy por hoy ni se nos pasa por la mente.

Ayer mi sensación al pasear por lo que habían sido unas Domus me hizo reflexionar. Reflexionar en la cantidad de personas que podían haber pasado por el mismo lugar por el que estaba andando yo, pensar en el día a día que se podía haber llevado dentro de esa casa, pensar como podían haber sido las caras de los primeros arqueólogos al descubrir que debajo de sus pies había mucho más que tierra...
Pero por contra era complicado de imaginar una casa como tal era con sus paredes sus estancias y sus patios ya que a veces lo que realmente vemos nos contamina nuestra mente mucho más de lo que imaginamos.

2 grandes culturas que nos han aportado a nuestro día a día todo lo que tenemos. 2 culturas que las tenemos en el olvido porque son simplemente pasado. Una de estas culturas recuperada tras los años, estudiada y la utilización de nuevo de sus valores, sobretodo arquitectónicos, para construir parte de los edificios que admiramos en la mayoría de las calles de las grandes ciudades europeas.

Pero como todo se tiene que mirar hacia adelante, sin quedarnos anclados en el pasado ni querer idear aquella vida como algo mejor que la que tenemos ahora. Por eso me quedo con la última tira de Mafalada que os he colgado:

“Como pasado estas muy bien pero sos ruinas. En cambio el futuro está todavía sin construir por eso le tenemos fe. Porque uno lo mira y no ve ruinas.”

4 comentarios:

Francesc Sánchez (Cicero) dijo...

Precioso el comentario y veo que poco a poco "mi" querida Roma va a ser tuya también Y esto no quita la admiración que sentimos por la cultura Egipcia.
Perfecta Mafalda, pero se le ha olvidado decir que gracias a nuestra pasado vamos construyendo un futuro mejo y que cuando nos olvidamos de estas enseñanzas es cuando la erramos.
A mi, también, cada vez que paseo por "ruinas" antiguas me vienen a la memoria, los olores, los ruidos, la vida en fin de aquellas gentes.

Molts petonets com sempre.

M@riel dijo...

Me gusta mucho tu iniciativa al comenzar este nuevo blog (que espero no te importe enlace desde los míos), ya que la historia del arte me apasiona. Un excelente artículo; tampoco puedo decir menos del anterior.

Saludos

Francesc Sánchez (Cicero) dijo...

Así me gusta, que vayamos ampliando el circulo de amigos.....

El Arte del Arte dijo...

Mil gracias a los dos por inagurar este blog por lo que hace a los comentarios.
Espero que os sigan gustando las demás entradas que vaya publicando por aqui!
Hasta pronto!