martes, 21 de julio de 2009

Amadeus


Ayer al llegar del trabajar me senté en el sofá y me puse una película que hacía muchísimo tiempo que no veía, “Amadeus”. Era una de mis películas que quería ver antes de irme a Austria para poder entender un poco mejor la figura del gran compositor.

Me di cuenta que cuando la vi por primera vez que no la entendí al 100% porque no tenia todo el conocimiento necesario sobre la figura y sobre el contexto histórico de la época, ahora al verla ha sido una gozada y el hecho de llegar a lo más profundo del personaje y dejando al margen la gracia que me hacia escuchar su característica risa ha sido totalmente cautivante.

Cierto es que es un film, y como no en los films con base histórica y sobretodo los biográficos siempre hay fallos. Cosas que nunca habían ocurrido o cosas que no se cuentan de la forma exacta que vemos en la pantalla pero sirven en cierto modo de hacernos una pequeña visión de cómo se vivía en la época, de cómo era aquella persona que conocemos solo por su música, de cómo se le trataba en los diferentes círculos sociales etc.

Me voy a atrever hacer una comparación algo peculiar i en cierto modo difícil de entender por la distancia en el tiempo y por las características de cada uno. Al finalizar la película me di cuenta que la figura de Mozart en cierta forma tenia un gran parecido con la figura de Michael Jackson.
Los dos empezaron en la música muy jóvenes; los dos trabajaron como locos para superarse a ellos mismos en sus nuevas creaciones; cosecharon sus mayores éxitos en su carrera; los dos tenían una vida privada llena de excesos (ya le podéis llamar alcohol, en el caso de Mozart, o fármacos, el caso de Jackson); los dos se casaron y formaron una familia; los dos fueron títeres de muchas de las personas que les rodeaban para conseguir y sacar provecho de su talento; y finalmente los dos murieron jóvenes.
La única diferencia que de momento puedo ver entre ellos es que uno fue enterrado en el más mero olvido y soledad en una fosa común del cementerio de San Marx en Viena y el otro recibió un funeral multitudinario en el Staples Center de Los Angeles donde se reunieron miles de fans junto a su familia y amigos y se le homenajeó con sus canciones.
Ya advertí al inicio de este párrafo que la comparación era algo surrealista pero en cierto modo tienen muchos puntos en común los cuales, como digo, me aparecieron en la mente tras ver la película.

Para acabar invito a cualquier amante del cine y de la música a ver este film y adentrarse y conocer un poco mejor a este gran genio de la música clásica. (Siempre teniendo presente que es una película y muchas veces se distorsiona la realidad)

Ficha técnica:
Título Original: Amadeus
Año: 1984
Música: John Strauss
Música no original para la película: Wolfgang Amadeus Mozart, Giovanni Battista Pergolesi, Antonio Salieri
Dirección: Milos Forman
Fotografía: Miroslav Ondricek
Producción: Michael Asuman, Bertil Ohlsson, Saul Zaentz
Género: Musical/Drama
Guión: Peter Shaffer
País: Estados Unidos
Duración: 158 min.
Reparto: F. Murray Abraham (Antonio Salieri), Tom Hulce (Wolfgang Amadeus Mozart), Elizabeth Berridge (Constance Mozart), Simon Callow (Emanuel Schikaneder), Roy Dotrice (Leopold Mozart)

SINOPSIS

La película, que retoma la leyenda vienesa sobre la muerte en el siglo XVIII del genio de la música Wolfgang Amadeus Mozart, se inicia desde un manicomio, en donde el anciano compositor de la corte Salieri (F. Murray Abraham) recuerda lo que ocurrió treinta años antes cuando el joven Mozart (Tom Hulce) empezó a ganar el favor del emperador austriaco José II (Jeffrey Jones).
Salieri no puede entender que Dios pudiera bendecir a un ser tan vulgar e insoportable como Mozart con las dotes divinas de la música y, como es incapaz de competir con el talento del otro, Salieri se sirve de su influencia en la corte para sabotear la carrera de su joven oponente. Tras la máscara de benefactor misterioso, Salieri encarga el complicado "Requiem" que le costará a Mozart la salud, el dinero y la vida.
Entre las muchas perlas de diálogo, la mejor es sin duda la del emperador cuando rechaza una composición de Mozart porque "tiene demasiadas notas". Amadeus ganó 8 Oscar, entre ellos a la Mejor Película, al Mejor Director, al Mejor Guión Adaptado y al Mejor Actor para F. Murray Abraham.


1 comentario:

Alhana dijo...

Hace mil años que no la veo; me han entrado ganas después de leerte.

Por cierto, ¡que tengas un buen viaje y disfrutes Austria! Besos.