lunes, 23 de febrero de 2009

And the Oscar goes to… PENELOPE CRUZ!

Ayer por la noche fue la noche del cine, del CINE en mayúsculas, la noche de los Oscars.

Siempre me gusta quedarme y ver el programa previo a los galardones, la alfombra roja y si puede ser el primer Oscar, al menos de esta forma puedes ver como realmente se vive en Los Ángeles éste acontecimiento. Pues ayer fue otra noche de estas que me quedo sola en el comedor y el resto de la familia está durmiendo plácidamente. En cuanto a la famosa Red Carpet, gran pasarela de moda durante 1.30h y con mayor influencia que cualquier otro desfile de moda, destacar a varias actrices con vestidos y joyas (prestados obviamente) de una preciosidad increíble. Como es el caso de Amy Adams, Viola Davis, Angelina Jolie, Kate Winslet, Sarah Jessica Parker, Anne Hathaway y para mí la mejor en la alfombra roja fue Taraji P. Henson con un bellísimo vestido blanco y una gargantilla de diamantes espectacular.
Lo poco que ví de ceremonia me gusto mucho… tanto el diseño para la ocasión del Kodak Theater, sobretodo la colocación de los actores sentados muy próximos al escenario, que me recordó bastante a la ceromonia de los Globos de Oro aunque sin cenas ni mesas de por medio, y sobretodo el aire musical de la gala… sinceramente invitaba a quedarse sentado y disfrutar del show conducido por el actor de musicales Hugh Jackman.

Ayer además de ser la gran velada había un aliciente añadido para quedarte un ratito más despierto y ver la ceremonia. La nominación al Oscar como mejor actriz de reparto de Penélope Cruz por su papel en “Vicky, Cristina, Barcelona” Debo decir que Penélope no es una de mis actrices favoritas del panorama nacional, pero tampoco me desagrada.

Muchas películas de muchos estilos diferentes son las que ha protagonizado la actriz española, algunas con papeles más bueno que en otras como en el caso de “Volver” o “Belle Èpoque” o por lo contrario en “Vanilla Sky” (Remake de la gran “Abre los ojos” de Alejandro Amenabar) o Woman on Top.

Sin más, hoy dedicado a una mujer que ha dado un pasito más en la historia de las mujeres y el arte consiguiendo un Oscar como mejor actriz de reparto.

A continuación adjunto las palabras que pronunció Penélope al recoger su Oscar:

This is not going to be 45 seconds, I can say that right now. Has anybody ever fainted here? Because I might be the first one. Thank you so much to the Academy. I want to share this with my fellow nominees and with the amazing ensemble of actors that I had the privilege to work with in this movie. Thank you, Woody, for trusting me with this beautiful character. Thank for you having written over all these years some of the greatest characters for women. And I cannot talk about great female characters without thanking my friend Pedro Almodóvar for having made me part of so many of his adventures. Thank you, Bigas Luna, Fernando Trueba, for giving me my first movies. Thank you, Harvey Weinstein. I wanted to dedicate this to my parents and to my brother and sister, to my friend Robert Garlock, who is not with us anymore, and to everyone who has helped me from the beginning and you know who you are and I thank you from my heart. I grew up in a place called Alcobendas, where this was not a very realistic dream. And I, always on the night of the Academy Awards, I stay up to watch the show and I always felt that this was, this ceremony was a moment of unity for the world because art, in any form, is and has been and will always be our universal language and we should do everything we can, everything we can, to protect its survival. So I thank you so much and I have to say something in Spanish, because everyone: Todos los que desde España ahora estén compartiendo este momento conmigo y sientan que esto también es de ellos, se los dedico. Y a todos los actores de mi país. Muchísimas gracias.


viernes, 20 de febrero de 2009

Nota informativa

Hoy también publico otra nota en el blog… extraño que lo haga dos días seguidos pero simplemente para informaros de un nuevo espacio.

Crearé en breve otro rinconcito personal en a red, vamos otro blog. Éste también estará dedicado a la historia del arte pero desde una vertiente un poco más personal que este. Se tratará una bitácora de mis días de estudiante en prácticas en una institución barcelonesa. En él, explicaré las tareas que llevaré a cabo y mi punto de vista sobre la asignatura de Prácticas de Museología. Además esto me puede servir también para la ir recordando todas las cosas que haga durante los días que asista al Real Círculo Artístico de Barcelona para el trabajo final de la asignatura para presentar en la Universidad.

Espero vuestras visitas y vuestros comentarios en el nuevo blog.

http://aventurasdeunaestudianteenpracticas.blogspot.com

¡¡Hasta pronto!!

jueves, 19 de febrero de 2009

Roma... la cittá eterna

Recuerdo la sensación hace 8 años, cuando aun era una chiquilla de 16 años, de poder conocer la ciudad eterna, la ciudad del amor. Nos íbamos de viaje de fin de curso con el colegio a Roma. Nervios, ilusión, amistad, risas, fotos, pasta, monumentos, historia, cultura, arte… todo esto y mucho más esperábamos encontrar en la capital italiana.

Salimos tempranísimo de Sabadell, parece que fuera ayer cuando el viernes antes de irnos íbamos pegando gritos por los pasillos del colegio diciendo “¡El domingo a las 5.30h en la puerta de cole!”

Y así fue, el día D a la hora H nos encontramos, subimos al bus de camino al aeropuerto, muchos de nuestros padres nos acompañaron para despedirse. Embarcamos y… ¡a volar! Llegamos a Roma, fuimos a la zona de Termini, donde teníamos nuestro hotel… solo llegar la gran desgracia del robo del dinero por parte de unos huéspedes del hotel mientras los profesores hacían el check in en el hotel… Las ganas de Roma se esfumaron, 50 adolescentes diciendo que querían ir al aeropuerto a buscar los ladrones pero nuestro afán para emular a Indiana Jones desapareció y queríamos volver a casa. (Suerte al ser un colegio de monjas había una congregación del colegio en el barrio del Trastevere y nos prestaron lo necesario para nuestros días en la ciudad)

El día continuo “bonito” con varios robos a varios compañeros en el metro y un intento de robo también a una profesora en plena calle… los ánimos estaban bajo cero hasta que empezamos a ver emplazamientos dignos de postal… la Piazza Spagna fue la primera que divisamos, nos sentamos en las escaleras, miramos el movimiento de la gente, disfrutamos de la Barcaccia de Brunelleschi… seguimos paseando y aunque la Piazza Spagna nos subió un poco la moral aun estábamos un poco tocados… andábamos por al calle y de repente escuchamos ruido de agua… ¿Qué será? Pasamos la esquina que nos ocultaba el enigma y… ¡¡la Fontana di Trevi!! Creo que fue un aliciente para todos. Nos sorprendió al verla, sinceramente todos nos la imaginábamos más grande de lo que es pero su esplendor, su magia, sus esculturas… era la primera vez que estaba frente “Un Miguel Ángel” y me llenó hasta la medula. Pero ahí no acaba la historia… de repente oigo una voz diciendo “¡¡Es Leo DiCaprio!!” nadie se creyó a esa voz, lo volvió a repetir… nos giramos y… “¡¡Oh, es él!!” (Emulando el libro de Maruja Torres) corrimos detrás de él hasta que entro en un coche… Parecía que la suerte había cambiado en cuestión de segundos.

El viaje siguió a la perfección. Y creó que fue allí donde se me acabó de destapar mi vena por al historia del arte... mientras mis compañeros se sentaban al entrar a una iglesia, después de haber visto muchísimas, yo seguía paseando por las naves laterales y la central contemplando los frescos, las esculturas y la disposición arquitectónica. Después de todo lo visto y vivido en Roma solo me quedo con un recuerdo que fue imborrable… lo sigo teniendo en la mente como si esta mañana hubiera estado allí, la Capilla Sixtina.

Cierto es que todo el mundo habla maravillas de ella pero no es hasta que no estas dentro y ves todo lo que realizo el genio de Miguel Ángel no lo puedes llegar afirmar. Recuerdo a mis compañeros entrar y pegar un vistazo y decir que estaban listos para irse pero yo no, yo quería quedarme más rato, mirar y remirar, si pudiera tumbarme en el suelo y captarla en su esencia… se que suena cursi o frikie pero incluso la sensación de dejar caer una lagrima para ver aquello que tenia delante de mi que tantas veces había admirado en los libros.

Eran tal y como cuento las sensaciones de una niña de 16 años que espero poder a retomar o ver desde otra perspectiva a los 24.
En cierto modo me da miedo. Miedo al ver las cosas distinta a como las vi en su día. Miedo a recordar a algo con un encanto especial y ver que no estaba en lo cierto. Aunque creo que es posible que no ocurra.
Mis conocimientos acerca de la ciudad son muchísimo más mayores que en anteriormente, tanto desde el punto de vista de la Roma clásica a la Roma renacentista y barroca. Ésta vez sabré lo que estoy viendo, sabré su historia y su porque… supongo que la visión será mucho más amplia y no será ni mejor ni peor el recuerdo, simplemente será diferente.
Os dejo un video de artehistoria.com que he encontrado en internet, espero que os guste y que podais disfrutar un poquito más de la ciudad:


http://www.youtube.com/watch?v=f9o7U9K1iUU

martes, 17 de febrero de 2009

Il Ritorno

Hoy me salgo del discurso habitual del blog para poderos contar mi ausencia por estos mundos bloggeros y de pasada también os puedo situar más o menos por donde irán los “tiros” a partir de hoy en las publicaciones de los artículos.

Pues bien a partir de hoy la actividad del blog volverá a la normalidad. Hasta día de hoy he estado algo liada con los exámenes universitarios de fin de semestre y por eso el motivo de mi gran ausencia tanto de publicar como de visitar los blogs que sigo y de ir comentando los artículos de los compañeros bloggers desde pediros a todos disculpas y nada me tocará ponerme al día…. ¡¡Cuanto trabajo me espera!!

La línea de publicación de artículos seguirá siendo la misma de antes del parón. Artículos de arte siempre desde mi punto de vista, mis sensaciones y mis intereses. Seguiré con la saga de “Las mujeres y el arte” Sé que solo hay un par de artículos con este hilo conductor pero poco a poco voy recapitulando información y voy descubriendo nuevas personalidades que me fascinan y me invitan a hacerles un pequeño tributo porque gracias a ellas podemos tener otra visión del mundo artístico.

Pero antes de recuperar todo esto como hilo conductor haré varios escritos sobre la gran ciudad eterna, Roma. El jueves pasado recibí un gratísimo regalo de cumpleaños, un fin de semana a “la ciudad de las siete colinas”. Por la cual cosa antes de irme el día 7 de marzo me gustaría dedicar algunas líneas a la ciudad, a la mezcla de periodos históricos, sus lugares más emblemáticos… vamos un poquito de todo.

Sin más me despido hasta el próximo post.

¡Un abrazo sincero a todos!

Glo

domingo, 8 de febrero de 2009

Por las noches antiguas y música lejana.

Siempre es conocido el hecho de la adaptación de novelas al mundo del cine y muchas veces estas no son realmente fieles al texto original. El caso que quiero hablaros no es para nada de éste tipo, bajo mi punto de vista.

Como sabéis por el post anterior, ando liada en época de exámenes y en teoría me tendría que encerrar en una biblioteca o en una sala, rodearme de libros y apuntes y estudiar hasta altas horas de la madrugada. Pero según que asignatura requiere otros métodos de estudio como por ejemplo la forma que me preparo para el examen de Teoría del Lenguaje Cinematográfico. ¿Cuál es la mejor forma de preparar esta asignatura? Mirar películas e ir captando los planos, angulación de la cámara, tratar de distinguir los movimientos de cámara y los métodos de transición de plano a plano (entre otras muchas cosas). Otro punto que tratamos en esta asignatura fue la adaptación de la novela a la gran pantalla y fue esto lo que hacía tiempo que no comprobaba.

Hace un par de días me dirigí a la biblioteca de casa para leer alguna cosa diferente a lo que estoy acostumbrada a leer y encontré entre los diferentes libros que tenemos Los Puentes de Madison County de Robert James Waller. En cierto modo sentí un poco de recelo leerme la obra ya que había visto con anterioridad y varias veces la película dirigida por Clint Eastwood y me daba miedo ver grandes diferencias entre una y la otra y en consecuencia desprestigiar la novela o bien la película. Hablé con mi madre, la cual se había leído el libro antes de ver el film, y me dijo que no me decepcionaría en ningún momento y que seguro que mientras lo leía me vendrían a la mente las escenas de la película.

Abrí el libro y empecé a empaparme de la historia real de Francesca Johnson y Robert Kincaid. Iba pasando las páginas a una velocidad que hacía tiempo que no lo hacía con ningún libro. Realmente mi madre tenía razón, la descripción de las situaciones era totalmente iguales a la película y eso que hacía años que no la veía. Sorprendentemente ayer al terminar la novela me vi llorando, emocionada, por la historia y la situación que vivieron los personajes igual como me ocurre al ver el film.

Ésta mañana he visto de nuevo la película. Y, como ya me había acabado de dar cuenta ayer, la gran adaptación hecha por Eastwood de la novela para el cine. La interpretación tanto de Meryl Streep como la de Clint Easwood es excelente, la fotografía de la película inmejorable y la banda sonora una delicia para los oídos. La recreación de los espacios descritos en el libro, como el caso de la cocina, es sublime… la mesa de formica amarilla, la nevera, la radio, las cortinas, la puerta con la mosquitera… Por no hablar de la adaptación literal de los diálogos de los protagonistas que aparecen en el film, esto hace que nos remita de una forma más fiel a la novela. Como es normal en el film el hilo conductor de la historia es distinto al que encontramos en la novela. En la gran pantalla la historia es introducida gracias a los flashbacks en la lectura de los diarios de Francesca por parte de sus hijos, Carolyn y Machael, tras muerte de su madre y la lectura de sus últimas voluntades. En la novela nosotros somos, en cierto modo, los lectores de los diarios de Francesca Johnson y conocemos de primera mano sus emociones y sus sentimientos hacia el fotógrafo del National Geographic.

Para terminar sólo me gustaría expresar mi satisfacción al ver y leer las ambas versiones de la historia y ver que tanto una como la otra me ha emocionado de una forma que no esperaba no tan solo por un motivo argumental sino que también al ver que no siempre es imposible hacer una buena versión para el mundo cinematográfico de una magnífica novela.

“Sólo tengo una cosa que decir, una sola; nunca volveré a decírsela a nadie, y te pido que la recuerdes: en un mundo de ambigüedades, esta certeza viene una sola vez, y nunca más, no importa cuántas vidas le toque a uno vivir”

Los Puentes de Madison County, Robert James Waller